7/04/2005

Jeziel Sanchez 1978 - 2005

Hace unos meses recibí una llamada suya. Bastante inesperada. Lo había visto sólo una vez, en Guadalajara durante una convención, y lo conocía por los foros, pero nada más. Eso sí, conocía su trabajo. Era sin duda uno de los dibujantes más interesantes de la nueva generación que está empujando fuerte en el comic mexicano. Había desarrollado (seguía haciéndolo) un estilo propio que lo caracterizaba. Era uno de los pocos dibujantes jóvenes que podías identificar por los trazos, los detalles del rostro o las manos. Destacaba, y no sólo por su trabajo, sino porque no se quedaba quieto. Su cabeza iba a mil por hora con ideas, comentarios y planes.

Llamaba porque tenía interés en retomar una historia que Ricardo Llarena y yo desarrollamos hace años y que se quedó (como muchas otras) en el tintero. Le gustaba lo que habíamos hecho y quería tomar la historia y ponerle su sello. Pasaron los días y lo ibamos dejando para después; todavía hace unas semanas intercambiamos mails y me mandó un boceto rápido diciéndo que en un futuro lo haríamos.

Jeziel Sánchez iba en su bicicleta por el periferico de Guadalajara cuando fue atropellado. Quedó muy mal. Durante días nadie supo de él, hasta que lo encontraron en un hospital, roto e inconsciente. Finalmente su corazón cedió y falleció el sábado por la noche. No me enteré de su muerto sino hasta hoy.

Hoy va por él. Por esa amistad que pudo llegar a ser. Por las historias suyas que nunca disfrutaremos. Por las colaboraciones que pudieron haber sido. Por el no dejar las cosas para después.

La Santa


Descance en paz Jeziel Sánchez.

Su página de DeviantArt
Demasiado Tarde, historia de Pedro Mejía ilustrada por Jeziel Sánchez
Raúl Treviño le dedica unas palabras

[tags=]