2/24/2003

D.O.A.

Parece que uno de los nuevos lanzamientos de cómic mexicano se ha apagado antes de empezar a andar. No voy a dar demasiados detalles hasta el anuncio oficial, si es que hay uno, aunque tampoco se tiene que ser adivino para saber de qué hablo. Mala planeación, malas ventas, mal contenido... los juicios sobre la aventura fallida habrán de llegar a su debido tiempo. Una cosa es cierta, este parecía ser -al menos desde fuera- uno de los lanzamientos mejor preparados y más medidos de los últimos años (hablando del marketing, ya que el contenido dejaba muchas dudas) y es una pena que termine por simple mala organización.

Todavía no es oficial ni segura su desaparición, aunque todo parece indicar que es inevitable. Veremos que pasa y habrá que estudiar el caso, para ver qué se hizo mal y aprender de los errores.